Entradas

Una de líos espaciotemporales

Aunque nuestra intención era darnos un descanso, ha surgido un nuevo caso que apela con tanta urgencia a nuestro compromiso de desfazer entuertos que nos vemos obligadas a tomar el teclado y hacer unas cuantas aclaraciones y correcciones a una entrada de uno de los blogs de divulgación científica más activos y quizá con más prestigio, por la frecuencia y  el supuesto nivel técnico de sus entradas: La ciencia de la mula Francis.
Éste es uno de los blogs del conocido portal Naukas, que lleva años haciendo una estimable labor de divulgación. Aunque la mayoría de las entradas de la mula Francis versan sobre temas de física (eso sí: todas las ramas de la física, desde lo cósmico hasta los materiales, pasando por la astrofísica, la física de partículas, las supercuerdas... lo cual es bastante asombroso) también se tratan una gran variedad de temas de otras áreas de la ciencia. A menudo se habla de artículos que acaban de ser publicados en revistas científicas especializadas, y sus contenid…

Una amable respuesta de los "inquisidores"

Le ha faltado tiempo al autor del blog  Cuentos Cuánticos para escribir una respuesta a la amable corrección que hicimos aquí  de su entrada ¿Agujeros negros cargados?. La respuesta se titula Física para inquisidores y en ella pretende defender la corrección de lo que decía a base de desacreditarnos, perdiendo un poco las formas y hablando de manera un tanto ofensiva. Por ejemplo, calificar de mamarrachadas y bullshit nuestros argumentos no nos parece digno de una discusión científica. Tampoco los ataques personales (que demuestran que no se entiende la broma del calificativo auto-contradictorio  de científico-inquisitorial)  añaden nada positivo, aunque se diga que se hacen sin acritud. Pero somos gente seria y estamos bastante por encima de esas cosas, así que no vamos a responder con la misma moneda y no nos vamos a permitir ni una ironía sobre el autor de Cuentos Cuánticos quien, sinceramente, nos ha causado una gran decepción desde muchos puntos de vista.

Hay que empezar aclarand…

De cargas y agujeros negros

Hoy han llamado nuestra atención sobre la entrada ¿Agujeros negros cargados? del blog  Cuentos Cuánticos, uno de los que aparecen en el portal de divulgación Naukas y, en general, un blog bastante bueno.  De hecho, esta entrada está muy bien escrita y tiene un enfoque pedagógico que la hace muy recomendable, pero... La física de los agujeros negros es muy sutil y hay algunas cosas, bastante importantes, que nuestra naturaleza inquisitorial no puede dejar pasar. Así que vamos allá, pero sin acritud.

La entrada  intenta explicar por qué puede haber agujeros negros cargados y por qué esto no contradice ningún principio fundamental de la física, aprovechando de paso para hablarnos de alguno de ellos, como el de la conservación de la carga eléctrica.

Al parecer hay gente que piensa que, si un agujero negro se caracteriza por tragárselo todo, entonces tendría que tragarse el campo eléctrico también y, si se ve la interacción eléctrica cuántica como intercambio de fotones virtuales, hay una …

Una de imanes

Hoy, al ver el vídeo El magnetismo NO EXISTE, hemos sentido que nuestro  trabajo era más urgente que nunca. Es otro vídeo del popular canal de youtube de Javier Santaolalla Date un Vlog en el que se pretende explicar qué es el magnetismo en realidad y en él, en resumen, se dice que el campo magnético lo producen siempre cargas en movimiento.
 En el ejemplo que explica con más detenimiento, que es el de una corriente eléctrica en un conductor rectilíneo, se viene a decir que es un efecto relativista que desaparece cuando la velocidad relativa entre el observador y las cargas del conductor es cero. La conclusión que saca es que, en realidad, el magnetismo no existe (así titula el vídeo). Hay que intentar interpretar qué quiere decir en realidad con esto, pero del ejemplo parece deducirse que siempre se puede hacer desaparecer un campo magnético moviéndonos con respecto a los conductores de tal manera que nos parezca que no hay corriente eléctrica, con lo cual el magnetismo no es más qu…

Una de lagrangianos

Hoy nos vamos a estrenar con una crítica a un vídeo de uno de los youtubers más conocidos en el mundo de la divulgación científica en español:  Javier Santaolalla, cuyo canal de youtube Date un Vlog suma casi un cuarto de millón de suscriptores.

El vídeo en cuestión se titula ¿Qué significa la ecuación de la camiseta? 
en referencia a la camiseta que lleva y que es un modelo que se vende en la tienda de recuerdos (ahora lo llaman merchandising, después de haberlo llamado souvenirs) del CERN, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas.

Llegados al minuto 1:05 (a partir de ahora, los números en negrita se vana referir al  minuto del vídeo al que se refiere la transcripción en cursiva), nos dicen:

1:05 Bien, ¿quieres saber qué significa esta ecuación que tengo aquí?  respuesta corta:
 es el lagrangiano del modelo estándar

[...]

Pero yo sé que  a ti eso no te vale. Tú quieres la marcha de verdad, tú quieres el heavy metal,
tú  quieres saber realmente qué significa esta ecuación, ¿verdad?…

A modo de presentación

En los últimos años, gracias a la world wide web,  la divulgación científica ha sufrido una auténtica revolución protagonizada por una generación de jóvenes (y menos jóvenes) divulgadores para los que el uso de herramientas como los blogs y como youtube  es algo tan fácil y natural como para sus profesores escribir en una pizarra con tiza.

Con una capacidad de comunicarse y de conectar con el público irresistible, han sido capaces de captar la atención de las nuevas generaciones que prefieren que alguien les cuente en youtube la historia del Universo en imágenes a leerlo en un libro. Una hazaña y una labor encomiable, la de transmitir a tantos seguidores lo que los científicos descubren casi en la clandestinidad.

Sin embargo, es  quizá  inevitable que entre tanta divulgación, entre tanto vídeo reluciente que proclama que va a hacerte entender los fenómenos, los experimentos o las ecuaciones más complejas, no todo sea oro. Y el rigor y la precisión, en ciencia, lo son todo.