A modo de presentación

En los últimos años, gracias a la world wide web,  la divulgación científica ha sufrido una auténtica revolución protagonizada por una generación de jóvenes (y menos jóvenes) divulgadores para los que el uso de herramientas como los blogs y como youtube  es algo tan fácil y natural como para sus profesores escribir en una pizarra con tiza.

Con una capacidad de comunicarse y de conectar con el público irresistible, han sido capaces de captar la atención de las nuevas generaciones que prefieren que alguien les cuente en youtube la historia del Universo en imágenes a leerlo en un libro. Una hazaña y una labor encomiable, la de transmitir a tantos seguidores lo que los científicos descubren casi en la clandestinidad.

Sin embargo, es  quizá  inevitable que entre tanta divulgación, entre tanto vídeo reluciente que proclama que va a hacerte entender los fenómenos, los experimentos o las ecuaciones más complejas, no todo sea oro. Y el rigor y la precisión, en ciencia, lo son todo.

El objetivo de este blog es poner de manifiesto algunos grandes errores que se propagan en este nuevo mundo de la divulgación a través de internet, y corregirlos con un poco de humor. Sí, "desfazer entuertos". Que no sirve de mucho, pero a lo que no podemos ni debemos renunciar.

Va por todos.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

De cargas y agujeros negros

Una amable respuesta de los "inquisidores"

Una de líos espaciotemporales